Entrenar el bloqueo en Vóley Playa

bloqueo

El bloqueo… qué difícil es enseñar el bloqueo. ¿No te ha pasado? Cuando entrenas a grupos numerosos y heterogéneos se hace complicado trabajarlo, ya que suele haber diferencias de altura, nivel etc. De todos modos, todo tiene arreglo, y te vamos a enseñar cómo pues trabajarlo en estas circunstancias. Como siempre empezaremos con la técnica para luego darte consejos de cómo enseñarla.

Antes de nada, hay que ser realista. Siempre veo gente con poco nivel subiendo a bloquear, tocando la red, saltando a remates que era mejor salirse a defender… Y es que no sólo es difícil bloquear un ataque. Yo diría que lo más difícil es saber cuándo hay que bloquear y cuando hay que salirse a defender. Pero no te preocupes, también te enseñaremos a que tus alumnos aprendan a elegir bien.

Partamos de la base de que el bloqueo tiene principalmente dos funciones. Es la primera línea de defensa, con lo que si nos sale muy bien, el punto ya es nuestro sin que el balón llegue a pasar a nuestro campo. Esto es muy espectacular, pero siendo sinceros, pasa relativamente pocas veces. La segunda función es más común, y es disuadir de rematar hacia donde estamos bloqueando, eliminando un posible ataque duro, y facilitando la defensa a nuestro compañero o compañera que tenemos detrás.

Vamos a desgranar un poco el bloqueo en estas cinco partes:

  • Posición de cuerpo, brazos y manos
  • Desplazamiento de bloqueo
  • Salida del bloqueo
  • Tempo del bloqueo
  • Señales del bloqueo

Posición de cuerpo, brazos y manos

Aquí ya tenemos uno de los errores más frecuentes a la hora de formar el bloqueo. Mucha gente se limita a estirar los brazos como si le estuvieran atracando en un banco. Para empezar las manos deben quedar abiertas, con los dedos separados y rígidos (aún así algún dedo acaba como una morcilla a veces). La posición de las manos me gusta enseñar que, en general, las pongan de manera que los dedos pulgar y meñique queden a la misma altura.

Una excepción es cuando hacemos bloqueo al balón. Si no sabes qué quiero decir con esto, te recomiendo que leas nuestra entrada sobre las señales del bloqueo. En este caso hay que rotar las manos hacia el exterior, de modo que los dedos pulgares queden por encima de los meñiques. De este modo nuestros brazos se juntan más y el bloqueo al balón es más efectivo, sacrificando amplitud de bloqueo.

En general, las manos no deberán quedar demasiado juntas porque de ese modo cubrirán menos campo, pero cuidado con abrir demasiado sin sentido (explicaremos cuándo tiene sentido abrirlas), porque nos pasarán la bola entre los brazos. Un truco para que no se nos junten demasiado los brazos es no adelantar mucho los hombros por delante del cuerpo. Un poco está bien, pero sin pasarse o estaremos haciendo muy pequeña la barrera contra el remate contrario.

 

como enseñar el bloqueo

A cierto nivel, las manos bloquean de distinto modo una respecto a la otra. Es decir, si bloqueamos la línea, en general, y sobre todo en iniciación, debemos asegurarnos que la mano INTERIOR cierre esa línea. La mano exterior cubrirá algo más esa línea porque lo que nunca debemos dejar es que el balón pase por nuestro lado. (OJO: Siempre podemos elegir dejar una parte de la línea libre si el rematador no es demasiado habilidoso). Por ejemplo, si bloqueamos en zona 2, esta mano exterior (derecha) debería cubrir la zona entre 1 y 6.

Otro aspecto importante es que las manos deben invadir el campo contrario, y cuando nos rematan, deberíamos hacer un leve gesto hacia delante de las muñecas, como si le diéramos un capón a la bola. Esto último ya es más avanzado. Con niveles iniciales deberemos intentar que los que lleguen bien a pasar las manos por encima de la red, lo hagan invadiendo.

Seguramente tendremos gente que no llegue casi a pasar las manos por encima, por lo que con esas personas, trabajaremos el bloqueo defensivo sin invadir, pero sobre todo, deberemos reforzar la salida de red y su defensa (y decirles que intenten jugar con una pareja que pueda bloquear!)

Por último, siempre hay que intentar llegar a hacer un salto totalmente vertical cuando bloqueemos. Se ve muy a menudo como con ánimo de engañar al rematador, el bloqueo hace un salto con el cuerpo en diagonal. Vale, si mides 2.15m no te digo que no puedas, pero si estás entre los mortales que ya nos cuesta llegar en condiciones a un bloqueo vertical, no te recomiendo que lo hagas por dos cosas. La primera es que estás perdiendo altura en tu bloqueo, y la segunda es que tu cuerpo estará desequilibrado, con lo que tendrás menos control de tu posición y de tus manos.

Desplazamiento de bloqueo

Tenía ganas de llegar aquí porque es otro de los errores más vistos en las playas de cualquier sitio. Lo hemos visto, y reconozcámoslo, lo hemos hecho… Saca nuestro compañero o compañera y el balón lo recibe el rival de la izquierda, y allá que nos ponemos delante de él enseguida… ¿A que sí? Pues ahora aprenderás por qué no debes hacer esto.

Yo tengo una máxima para trabajar la actitud defensiva, que es “mientras el balón esté en el otro campo estamos defendiendo”. Con esto quiero decir, que un balón puede ser atacado en cualquier momento, a primer o segundo toque, fintas, bolas cortas de mano baja… hay muchas maneras de atacar, y no todas son con un remate a tercer toque.

Por esto, cuando nuestro compañero saque, nosotros como bloqueadores, deberemos situarnos entre colocador y rematador, no delante del rematador, como suele verse. Seguiremos con la vista al colocador hasta que coloque. Entonces seguiremos por un instante la bola con la mirada mientras nos desplazamos hacia el rematador. Una cosa es segura, el rematador va a ir a la pelota y no al revés. Por último, fijamos la mirada en el rematador, vemos su ángulo de batida y nos situamos respecto al brazo que golpea y lo que queremos bloquear (básicamente, línea o diagonal). Parece difícil, ¿verdad? Es que lo es. En mi opinión, es una de las habilidades más difíciles de dominar en el vóley playa.

Y por si fuera poco, nos queda la opción de no bloquear y salirnos de la red. Lo que faltaba ya. Bueno, no desesperes, que como siempre digo, todo tiene arreglo.

bloqueo beach volley

Salir de la red en el bloqueo

Bajar de la red a defender o batirse en retirada según quien lo diga, se puede dividir en cómo y cuándo hacerlo.

Cómo salirse de la red

El modo de salirse de la red es relativamente sencillo de ejecutar, la parte mala es que hay que hacerlo muy rápida y explosivamente. Si no, corremos el riesgo de que el remate o la finta nos pille en movimiento y nos rompa la cintura.

Partiendo de que estamos delante del rematador mientras espera a que le coloquen, el movimiento sería rotar la cadera hacia un lado (preferiblemente dejando la línea a la espalda), cruzar la pierna interior en un paso largo y acabar haciendo dos pasos cortos de ajustes para quedarnos quietos en una posición de defensa que nos permita reaccionar ante un remate o finta para el que tengamos que hacer un desplazamiento. IMPORTANTE: Grábate esto a fuego, cuando el rematador vaya a golpear el balón quédate donde estés, totalmente parado y con el cuerpo listo para moverse hacia cualquier lado. Esto es innegociable. A poco nivel que tenga el contrario, como te vea desplazándote te va a poner la bola al lado contrario, donde no vas a llegar.

Otra cosa a tener en cuenta es cómo poner las manos, y es que mucha gente baja de la red y se queda con las manos como si fuera a recibir un saque (abajo y delante) Hay que tener en cuenta que seguramente no hayamos podido salirnos demasiado detrás y que puede que aunque esperamos que el atacante no remate, éste acabe haciéndolo. Por eso es mejor poner las manos delante de la cara como si nos la protegiéramos, un poco por debajo para ver el balón, (y puede que así sea). Así, si viene un remate fuerte estaremos preparados para levantar la bola. Si viene una finta corta igualmente estaremos listos para desplazarnos hacia delante. Recuerda esto siempre, parado cuando vayan a rematar y manos delante de la cara y abiertas.

Por último, y porque ya vamos bastante justos de tiempo para bajar de la red, este movimiento suele hacerse hacia la línea del lado del bloqueo. Esto es porque salirse a la diagonal nos costaría más para llegar a una posición buena de defensa, y cualquier palmeo al fondo diagonal nos dejaría en una situación muy difícil de defender.

entrenar el bloqueo voley playa

Cuándo salirse de la red

Esta parte es más difícil de concretar porque dependerá de muchas variables. La colocación del contrario, la zona del remate, nuestra velocidad de reacción, el tiempo necesario para llegar a una posición buena de defensa, y podríamos seguir hasta el infinito.

Al final es cuestión de sensaciones, pero como reglas, podemos decir que si nos salimos demasiado pronto (esto sería antes de la colocación, porque la recepción ha sido mala) puede que nos encontremos con una colocación de esas que nadie se espera y nos acaben haciendo un remate indefendible. Esperar siempre a ver la colocación sería la regla general, pero ya decimos, depende de muchas otras cosas.

Salirse demasiado tarde, cuando la colocación ya empieza a bajar y el rematador está haciendo batida, hará que muy probablemente nos quedemos a una distancia de la red que permitirá al rematador hacer un palmeo al fondo sin demasiada dificultad. O si como hemos salido tarde cometemos el error de no pararnos, una finta corta nos hará acabar en el hospital con la cintura rota.

Tempo del bloqueo

Bueno, volvemos a la red, y a saltar al bloqueo. ¿Cuándo saltamos? Que levante la mano quien no le haya podido el ansia y haya saltado demasiado pronto. Cuántas veces nos habrá pasado que empezamos a caer del salto de bloqueo y nuestro rematador sigue allá arriba. Resultado: nos la cruje o nos pega en las manos y el balón nos cae en nuestro campo delante de los pies. Te ha pasado Y LO SABES.

Por eso, el tempo del bloqueo es importante, porque nuestro salto vertical, como regla general, será más bajo que el del rematador, quien hace una batida en carrera. Tenemos las de perder así que PACIENCIA. Aguanta, aguanta un poco más y procura que cuando golpee el balón te pille subiendo en tu salto. Te será más fácil invadir y ver dónde poner las manos.

Además añade que si saltas muy pronto y el rematador sabe lo que hace, te verá las manos y le será más sencillo esquivarte y buscar el hueco.

entrena el bloqueo

Conclusiones sobre el bloqueo en vóley playa

Esto cuesta de entrenar. Por pronto o por tarde, y porque el remate tiene ventaja sobre la defensa, perfeccionar la técnica del bloqueo es costoso, así que no pierdas la paciencia.

En siguientes posts explicaremos las señales de bloqueo básicas y avanzadas y métodos para enseñar a tus alumnos a aprender a bloquear. No te los pierdas, suscribiéndote a nuestro blog para que te avisemos en cuanto salgan nuevos posts.

Y nos encanta recibir comentarios, así que danos tu opinión sobre este post y cuéntanos qué haces tú para entrenar el bloqueo, y qué aspectos te parecen más difíciles de aprender. ¿Qué añadirías o quitarías de lo que hemos explicado?

Salud y vóley playa!