Cómo entrenar la colocación en Vóley Playa

entrenar la colocacion

Introducción al entrenamiento de la colocación

Cómo entrenar la colocación en vóley playa es de suma importancia, ya que por más que tengamos una recepción o defensa decentes, y un ataque de la leche, si cuando vamos a rematar nos encontramos con un melón en vez de un balón poco podremos hacer más allá de pasar la bola al otro campo para que nos la revienten.

Como siempre, vamos a empezar primero con los fundamentos del gesto técnico, y luego te contaremos cómo entrenar la colocación en vóley playa, porque además para las personas que vienen de jugar en pista, suele ser algo costoso, ya que no tiene demasiado que ver. Si os toca entrenar a alguien que jugaba de colocador o colocadora ya tenéis faena para cambiarle el gesto, ya… ¡pero todo tiene arreglo!

Aspectos básicos de la colocación en vóley playa

mikasa vls300
Consigue aquí tu balón oficial VLS-300

Vamos a diseccionar, como siempre nos gusta hacer, el gesto técnico. Por un lado estará la posición de las manos, por otro el movimiento de la parte superior del cuerpo y por último lo que debemos hacer con la parte inferior del mismo. Todo eso luego habrá que trabajarlo en conjunto, pero como no se puede hacer todo en un día, os recomiendo que, aunque los alumnos deben ir trabajando todo desde el principio, será tu trabajo como entrenador/a el centrarte en unas pocas cuestiones en cada sesión.

Además del gesto propiamente dicho la colocación en vóley playa tiene su componente táctico, el cual, por suerte, podemos ir introduciendo al mismo tiempo que trabajamos la técnica. Por poner un ejemplo, si el balón queremos que suba más vertical y que no describa una trayectoria demasiado horizontal para que nuestros alumnos jueguen cerca el uno del otro, podremos explicar el porqué de esta táctica mientras les corregimos cosas como acomodarse la pelota demasiado delante del cuerpo, o inclinar éste hacia detrás cuando coloquen.

ataque legal cómo establecer el nivel del grupo de entrenamiento

Cómo poner las manos para la colocación en vóley playa

Ya hemos dicho que hay que trabajarlo todo en conjunto, y si el nivel es suficiente hay que solapar estas etapas. Pero si por ejemplo, tienes debutantes totales, no tendrás más remedio que ir poco a poco.

La posición de las manos debe de “acoger” la pelota entre ellas. Para ello, los brazos deben de estar doblados a 90º, ya que si los abrimos más o menos no podremos poner bien las manos. Al final los dedos índice y pulgar de cada mano deben de formar un triángulo abierto en el que los pulgares dibujen la parte inferior del triángulo, y los índices formen los otros dos lados (adjuntar foto) En esta posición debemos acomodar la pelota. Al principio hay que dejarla en las manos para ser conscientes de la posición de las manos. La distancia entre los dedos lo determinará lo grande que sean las manos. Tener muy en cuenta que los dedos que colocan son principalmente el índice y el corazón. Usamos los pulgares para asegurar la bola, y el anular y meñique para “encañonarla”. Estos dos últimos dedos no deberían apenas tocar el balón.

En esa posición deberán de trabajar tus alumnos más nobeles para adoptar buenos hábitos desde un principio. Para ello, comienza con lanzamientos a sí mismos. Que se lancen el balón por encima de su cabeza y que lo atrapen intentando poner las manos como hemos hablado. Aprovecha para decirles que deben hacerlo sobre su frente, si coger la bola delante de la cara ni echando el cuerpo hacia detrás. El truco para esto es que si les pasara el balón entre las manos debería de darles en la frente. Hazles la demostración y lo entenderán a la primera. Además se echarán unas risas, que siempre va bien.

Progresa con este ejercicio hacia variantes más difíciles donde el balón no les venga tan fácil. Que lo lance un compañero cerca, y luego que se vaya alejando y deba empezar a corregir la posición moviendo pies. Con este último comienza a explicarles cómo deben mover los pies para llegar a una colocación. En cuanto tengan aprendido cómo acomodar la bola, pasa al siguiente nivel.

El siguiente nivel es ir haciendo lo mismo pero acomodando y soltando el balón hacia arriba, sin darle mucha altura. Para esto les explicamos cómo deben flexionarse las muñecas y codos, y es que en el vóley playa esto es una de las diferencias más importantes respecto del vóley pista. Aquí las muñecas no dan tanto impulso al balón como en pista. La fuerza sale más de los codos (y del conjunto del cuerpo, pero eso lo hablaremos más adelante). Las muñecas prácticamente se limitan a flexionarse para acomodar la bola y luego vuelven a la posición inicial del momento en que hacemos contacto con ésta. Son los codos los que parten de una posición inicial más flexionada que en pista, casi no se flexionan más cuando tocamos el balón, pero si que acaban totalmente estirados al soltarlo.

ataque legal entrenar la colocacion en vóley playa

Cómo usar el tren superior del cuerpo para la colocación en vóley playa

Además de codos y manos, el movimiento y posición del resto del tronco también tienen importantes diferencias con respecto al vóley tradicional.

Para empezar, no hay apenas variación en el tipo de colocación. En pista te puedes aburrir de contar maneras de colocar. A zona 4, a zona 2, la corta, la tensa, la semi, la corta atrás, la pipe, la pistola, a la 22, la cruzada… y podríamos seguir un buen rato. Pues bien, todos tranquilos. En vóley playa los tipos de colocación habituales se pueden contar con los dedos de una mano.

Si además pensamos que estamos en niveles iniciales, podemos limitarnos a una colocación tan simple como ponerla alta y vertical a 1,5m de quien coloca, ligeramente hacia delante acercándola a la red (salvo que coloquen pegados a ésta). ¿Y por qué digo esto si estábamos hablando de cómo poner el cuerpo? Pues porque si trabajamos la misma colocación, nos será más fácil que aprendan a posicionarse bien bajo el balón.

El tronco debe estar vertical, ligeramente inclinado hacia delante, en una posición de anteversión de la cadera (en palabras simples, sacando culo un poco). Nuestra mirada estará dirigida hacia arriba mirando la pelota. Nos moveremos hacia el balón con los brazos delante hasta que estemos llegando a la posición donde vamos a colocar. Entonces, levantamos los brazos un poco antes de acomodar la pelota (tal y como hemos contado en el apartado anterior). Debemos acomodar el balón encima de nuestra cabeza, de tal modo que si se nos escurriera de las manos nos diera en la frente, como hemos dicho antes.

Una vez hemos “cazado” la pelota nuestras manos se flexionan, los codos hacen lo mismo sin pasarnos de bajarlos, y acto seguido, los estiramos totalmente y devolvemos las muñecas a su posición inicial. En esta posición de codos estirados nos quedamos un breve instante, sin recoger brazos. A esto le añadiremos lo del siguiente punto, que es cómo usar la parte inferior del cuerpo.

Los errores más comunes en esta parte son donde debemos centrar nuestra atención para corregirlos desde el principio. Estos son:

  • Inclinar el tronco hacia detrás.
  • Acomodar la pelota delante del cuerpo.
  • Bajar la pelota por delante de la cara.
  • No flexionar las muñecas.
  • Dar demasiada fuerza al balón con las muñecas.
  • Abrir demasiado los codos, o demasiado poco.
  • No abrir bien las manos y no tocar con las yemas de los dedos.
  • Recoger los brazos nada más tocar de dedos. (Peekaboo)
  • Retener demasiado tiempo el balón en las manos (Ojo, este error podemos tolerarlo para que puedan comprobar si colocan bien las manos, pero por un breve periodo de tiempo)
Para ver un vídeo divertido y muy didáctico pincha aquí y podrás ver a nuestros colegas de Better at Beach. Seguro que entre este blog y el vídeo aprendes a detectar errores en tus alumnos.
legal ataque colocacion voley playa

Cómo usar el tren inferior del cuerpo para la colocación en vóley playa

Para acabar con la técnica de colocación de dedos en vóley playa, te contamos cómo usar el tren inferior para colocar. Digamos que hay dos momentos importantes para colocar en lo que piernas se refiere. El primero es el desplazamiento hacia el balón, y el segundo la ejecución de la colocación.

Vamos con el desplazamiento. Si partimos de una recepción, hay que trabajar el desplazamiento hacia la zona de colocación. Aquí los alumnos suelen precipitarse y en cuanto ven que el saque no va a ellos, arrancan al sprint para llegar a ésta. Cuidado con esto. A cualquier nivel esto es un error grave. Si hacen esto, van a llegar a la zona de colocación antes de que la recepción, con lo que al tener que esperar, se van a girar casi sin darse cuenta y van a acabar mirando al receptor. Con esto, acabarán colocando de lado, y ahora veremos por qué no hay que hacer esto.

En vez de correr tanto, deberás enseñarles a que esperen un poco, a que cuando vean que el saque no va a ellos, sólo se empiecen a mover con pasos cortos hacia la zona previsible de colocación. Ya cuando vean dónde va la recepción, que den pasos más largos y rápidos para colocarse adecuadamente debajo del balón. En el último instante podrán dar algún paso corto de ajuste.

Una cosa más sobre el desplazamiento previo. Los alumnos deben tener en cuenta en qué lugar del campo está recibiendo su compañero. Típico es ver que les hacen un saque al lateral sobre la línea y encima hacia el fondo, y el colocador sale disparado hacia delante y se queda al lado de la red. De verdad, si hacen eso, para inmediatamente el entrenamiento. El colocador debe desplazarse según se mueve su compañero. Mételes en la cabeza que jueguen JUNTOS siempre. Si el receptor se aleja de mi, yo me acerco hacia él, un poco hacia delante, sí, pero intentando mantener una distancia corta para facilitar el juego.

Dicho esto, veamos cómo deben usar su tren inferior para aprender a colocar. Cuando lleguen debajo del balón deberán hacerlo con piernas flexionadas y con la más cercana a la red apreciablemente adelantada a la otra. Cuando acomoden la pelota como hemos contado antes, flexionarán un poco más las piernas, y entonces, aquí viene la magia. Es trabajo, pero verás lo gratificante que es ver cómo si hacen lo que te voy a contar ahora tus propios alumnos se sorprenderán.

Llega el momento clave. Voy a escribir todo lo que deben hacer con cada parte de su cuerpo (a la vez) empezando desde abajo hasta arriba, y de paso recordamos lo explicado antes. Todo junto será más fácil entenderlo, pero muy difícil de trabajarlo en niveles iniciales. Toma nota de esto:

  • Las piernas se estiran y dan fuerza a la colocación. Pueden llegar a despegarse ligeramente del suelo.
  • Los codos se estiran completamente, por encima de la frente. Ni encima de la cabeza (la colocación se les quedará encima), ni delante del cuerpo (la colocación perderá altura y será demasiado horizontal)
  • Las muñecas vuelven a su posición inicial, igual que cuando acomodaron el balón.
  • Movimiento armónico y acompasado de todo esto para lograr que la colocación sea limpia (no se debería oír apenas ruido)
  • El peso del cuerpo acaba hacia delante, sobre la pierna delantera, apenas un poco inclinado hacia delante. 

Conclusiones sobre la colocación en vóley playa

En este post hemos intentado dejar lo mejor explicado la base teórica de la colocación. Como entrar a detallar ejercicios y metodología para enseñarlo haría que se hiciera demasiado largo, vamos a dejarlo para el siguiente. Empezaremos por el principio para no dejarnos nada y que seas capaz de enseñar la colocación en cualquier nivel que se te presente. Si no quieres perdértelo, suscríbete a nuestro boletín y recibirás un aviso cuando publiquemos nuevas entradas.

Nos vemos en la playa!